Nuestro objetivo principal es poder cambiar la tendencia de las construcciones en las ciudades con una arquitectura bioclimática más sostenible y ecológica para el medio ambiente, mediante la utilización de sistemas de jardines verticales que nos permitan la integración de la naturaleza en la edificación.

La idea es poder solucionar puntos negros arquitectónicos de las ciudades mediante nuestras técnicas y así transformar nuestro entorno con el diseño de jardines verticales. Con un entorno más sostenible lograremos crear nuevas Smart Green Cites con arquitectura bioclimática.

arquitectura-reducida

Verdtical colaboración especial con Ona -Arquitects

 

¿Como definimos el concepto que se esta instaurando cada día más en nuestras sociedades y por el que tanto hacemos abogacía de ello ?

Realmente la arquitectura bioclimática se basa en el concepto de la construcción teniendo en cuenta y respetando las condiciones climatológicas del lugar donde se construye, aprovechando los recursos al máximo (vegetación, lluvia, sol, vientos )  y reduciendo los impactos al medioambiente causados por la especie humana, y siempre como nuestro objetivo intentando reducir los costes energéticos que generamos.

Con la construcción de una vivienda bioclimática como tal, se puede conseguir grandes ahorros energéticos e inclusive puede llegar a ser sostenible en su total. Actualmente este tipo de viviendas en su fase inicial de inversión pueden ser más costosas, pero son muy rentables ya que al poco tiempo de la inversión inicial se amortiza en el tiempo de consumo de cada gestión por la propia vivienda. Es un hecho real de la creación de las ciudades de hoy en día donde mucha de estas construcciones no tienen en cuenta aspectos bioclimáticos, a esto se une el poco respecto que hay por el medio ambiente en muchos países desarrollados o envía de desarrollo.

La arquitectura bioclimática aunque no lo parezca ni mucho menos es un concepto nuevo, la arquitectura de nuestros antepasados ya se basaba en este principio, y a su vez tan lógico que nos hace preguntarnos… ¿ En que momento perdimos la orientación ? Muy posiblemente en las fases iniciales del boom de la construcción de las grandes ciudades donde los intereses personales de grandes compañías o organismos  que nos instauraban en nuestra sociedad, prevalecían sobre el interés de los colectivos sociales,  en la creencia de una especulación del futuro que únicamente nos conducen a ciudades completamente insostenibles al igual que su sistema de gestión, y que de no ponerles remedio hoy nuestras generaciones futuras lo pagarán con creces.

Retornando en el tema en cuanto a nuestra parte de la edificación sostenible y bioclimática, respecto a como solucionar los aspectos térmicos y de ventilación, identificamos a los muros verdes o jardines verticales, pueden gestionar las siguientes funciones:

  • Las fachadas vegetales retardan las variaciones de temperatura del interior, realizan la función de aislamiento orgánico, o como a nosotros nos gusta identificar piel o envolvente vegetal.
  • La creación de un jardín vertical de un tamaño considerable y colocado en la orientación correcta, evita en el invierno la perdida de calor, por la protección de este ecosistema vertical en el exterior, y en verano realiza la función contraria con la entrada de calor.
  • Nos permite la humificación del ambiente, por la transpiración de la vegetación y el corriente de agua de los riegos que recorre las fachadas de la vivienda.
  • Esta diferencia de temperaturas y presión, entre estancias genera un corriente de aire que facilita las ventilaciones de la propia vivienda bioclimática.
  • La construcción de jardines verticales interfiere directamente en relación con el confort higrotérmico de la vivienda.

Estos y entre otros valores son los que nos hacen seguir trabajando en busca de mejoras, de materiales nuevos compuestos, y nuevas formas de creación de envolventes vegetales en la edificación que nos sigan acercando a esas ciudades que tanto deseamos por muchos… llamadas ciudades eficientes, ecociudades, ciudades sostenibles o bioclimáticas.

Smart Green City Solutions

Desde Smart Green City Solutions promovemos que los edificios inteligentes deban de ser capaces de procesar Co2 y oxigenar las ciudades siendo más eficientes y así poder contribuir al bienestar social y del medio ambiente.

Todos nosotros desde el momento de nacer y a lo largo de nuestra vida, inevitablemente dejamos huella, como por ejemplo: carbono en el medio ambiente, gasto energético, Hidrocarburos, Co2, etc. Entre todos es posible minimizar el impacto negativo en el ecosistema y así recuperar nuestro déficit ecológico, gracias a la ayuda de la arquitectura bioclimática.

La instalación de jardines verticales en las ciudades nos ayuda a contrarrestar nuestra huella de carbono y así contribuir con la arquitectura bioclimática y sostenible. Smart Green City trabaja en la realización y diseño de jardines verticales en los cuales es necesario un asesoramiento técnico previo a la instalación de la fachada verde, un estudio del impacto funcional beneficioso y de este en la sociedad, con el fin de transformar zonas explotadas de hormigón en zonas verdes más sostenibles y ecológicas.

La importancia de realización de estos proyectos hoy en día nos acercará a un futuro arquitectónico bioclimático más próximo.

¿Por qué debemos realizar proyectos de arquitectura bioclimática con jardines verticales sostenibles en las Smart Green City?

Beneficios de los jardines verticales para el medio ambiente

  • Reducen muy considerablemente el efecto de calor en las ciudades. (Profesor Hiroyuki Yamada).
  • 60 m2 de fachada vegetal reduce la temperatura interior 5 grados en verano y en invierno la mantiene, puede llegar ahorrar hasta 500€ m2 por año (Akira Hoyano – Profesor del Instituto de Teconología de Tokyo).
  • La jardinería vertical habilita espacios en las ciudades explotados de hormigón, haciendo de estas, zonas de fachadas verdes beneficiosas para la sociedad.
  • En todos ellos se realizan tratamientos fitosanitarios que no permite el desarrollo de bacterias ni tampoco de insectos.
  • 1m2 de muro verde produce oxígeno para una persona por cada año. (Darlington, 2001).
  • 1m2 de fachada verde puede atrapar 130 gramos de polvo durante el periodo de cada año. (Darlington, 2001).
  • 100 m2 de cultivo vegetal puede filtrar hasta 66 toneladas de gases contaminantes. (Wolverton et al. 1989).
  • 100 m2 de jardín vertical procesa y atrapa 25 kg de metales pesados. (Darlington, 2001).
  • En los lugares donde se dispone de la instalación de arquitecturas bioclimáticas reduce malestares, además de aumentar el rendimiento de las personas que disponen de cultivos vegetales en su lugar de trabajo. (Lohr et al.. 1996; Bringslimark, et al. 2007).
  • Un muro verde puede reducir la contaminación sonora en 12 decibelios, de esta manera se utiliza su instalación en algunos proyectos como aislante acústico orgánico natural (Akira Hoyano – Profesor del Instituto de Teconología de Tokyo).
Solicita presupuesto aquí +34 937 566 098 Clic para Instalar iPanel