La fachada es uno de los elementos más importantes de un edificio, ya que se trata de la pared exterior que protege de fenómenos como la lluvia, el viento o las temperaturas altas y bajas. En ese sentido, a lo largo de la historia se han utilizado diferentes materiales con el objetivo de adaptarse mejor a su entorno, pero aquí nos centraremos especialmente en las fachadas ventiladas.

¿Qué es una fachada ventilada?

La característica principal de una fachada ventilada es su capacidad para aislar al edificio de las temperaturas y del ruido del exterior. De esta manera, aumenta el confort del interior y se mejoran sus prestaciones energéticas, ya que se reduce la dependencia del radiador o aire acondicionado con temperaturas extremas.

Este tipo de sistema constructivo también se denomina fachada verde, por lo mucho que contribuye a disminuir el gasto de energía. El aislamiento erradica los habituales problemas de condensación en muchos edificios, de manera que el grado de conservación de la estructura es mayor.

En Verdtical estamos especializados en la instalación de estos sistemas y lo hacemos de forma ágil y barata. Del mismo modo, nuestra experiencia garantiza que el trabajo se realiza con total garantía y eso asegura una mayor durabilidad.

El ahorro energético se basa en el aislamiento térmico que permiten las fachadas ventiladas, lo que a su vez se traduce en un mayor respeto por el medio ambiente. Nos preocupa la sostenibilidad y nuestro planeta cada vez está más amenazado por el derroche de energías no renovables y el calentamiento global, por lo que una fachada ventilada puede contribuir a mejorar la productividad.

La importancia del revestimiento de fachadas vegetales eficientes

Por esta razón, el revestimiento de fachadas juega un papel fundamental en la durabilidad del edifico a largo plazo y se recomienda siempre consultar a profesionales para elegir el material más adecuado. Lógicamente, no responden de la misma manera a las inclemencias climatológicas materiales tan diferentes como la madera, la piedra o el cristal, por lo que un estudio previo y la recomendación de especialistas en el sector es un aspecto crucial para mejorar el rendimiento de las fachadas.

fachada ventilada aislamiento

A lo largo del tiempo los materiales han ido mejorando, por eso no sorprende que últimamente se vea tanta rehabilitación de edificios. Aunque pensemos que lo más importante de la fachada sea recuperar su color original, lo cierto es que los profesionales piensan más en aplicar un aislante a través de un revestimiento de calidad y así evitar cual imprevisto que fracture el edificio con desgraciadas consecuencias. La solución de la fachada vegetal permite integrar el edificio al entorno además de proteger considerablemente de las oscilaciones térmicas propias del clima.

Dónde instalar una fachada ventilada

De igual manera, la versatilidad de estas fachadas en términos de diseño permite que se instalen tanto en domicilios particulares como en edificaciones del sector público y privado. De hecho, cada vez son más los propietarios que optan por una rehabilitación de la fachada para adaptarla a los tiempos que corren y ser más respetuosos con el medio ambiente. Así mismo, se reducen los gastos de mantenimiento en comparación con las fachadas convencionales, así que debe tenerse en cuenta también como una buena inversión a largo plazo.

instalación fachada ventilada

En lugares ruidosos como suelen ser las ciudades, este tipo de instalaciones también actúan como un excelente aislante térmico, lo que aumentará el bienestar de quienes están en el interior del edificio. Igualmente, ofrecen ventajas en términos de limpieza y salubridad, factores muy a tener en cuenta a la hora de valorar la calidad de un espacio.

Estos sistemas de construcción no solo son funcionales, sino que pueden suponer una renovación de estilo y estética. Se pueden utilizar diferentes materiales: piedra, cerámica, metal, etc., por lo que se adecúan a la imagen que se quiera dar del edificio en cuestión.

¿Cuánto cuestan las fachadas ventiladas?

El precio de las fachadas ventiladas fluctúa en base al material que se utilice. El más barato suele ser la fibra de vidrio, que gira en torno a los 5-10 euros por metro cuadrado. Un escalón por encima (6-12 euros por metro cuadrado) nos encontramos con la lana de roca mineral, mientras que el material más caro sería el poliuretano, el más eficaz a la hora de preservar la eficiencia energética.

La calidad de los materiales utilizados en las fachadas ha mejorado con el tiempo, y cada vez nos encontramos con más trabajos de rehabilitación de fachadas, ya que a la larga es muy beneficioso a todos los niveles. Confía en nuestros profesionales para la instalación de fachadas ventiladas y así te ahorrarás imprevistos en la capa más externa del edificio. Sin duda, es una gran solución tanto para reducir costes en suministros y mantenimiento como para colaborar con la preservación del medio ambiente.

Eficiencia energética y ecología

Generalmente, el revestimiento protege del sol directo durante el verano, impidiendo que caliente directamente el cerramiento. Al mismo tiempo, se genera un efecto que evita que el calor se acumule en la fachada y así tiene lugar un ahorro energético considerable, ya que se reducen las horas en que la climatización es imprescindible.

Por el contrario, en  invierno se acumula calor en la fachada para evitar que se escape el que hay en el interior, lo que suele suponer un mayor despilfarro en el consumo de radiadores  u otros medios.

Además, siempre que la lluvia y el viento se combinan pueden suponer problemas para los edificios con problemas de aislamiento, y en este caso se evita que el agua se estanque.

Fachadas verdes, una tendencia al alza

Por si fuera poco, estas fachadas ventiladas pueden llegar a complementarse con el uso de jardines verticales, fusionando dos de nuestros ámbitos de especialización en uno solo. Así es como tienen lugar algunas de las fachadas verdes más espectaculares, llamadas a convertirse en tendencia en un mundo cada vez más concienciado con la preocupación por el medio ambiente.

Más allá del uso de unos materiales u otros en base a las características de la fachada, se debe tener en cuenta que por el escaso grosor de esta no se pueden utilizar las persianas convencionales, ya que el cajón sobresaldría. Por eso, a la hora de planificar un cambio de fachada se debe tener en cuenta que también entran en juego otros elementos del domicilio o local.

De todos modos, las ventajas del revestimiento de fachadas ventiladas siguen siendo numerosas,  y su versatilidad permite una amplia variedad de soluciones para resolver el asUnto de la ventilación. Si es por convección natural, nos encontramos con el “efecto chimenea”, que provoca que el aire que entra por el conducto inferior salga por el espacio superior.

Recomendamos recibir asesoramiento de una empresa especializada como Verdtical, que estudiará tu caso en profundidad y recomendará los mejores materiales para optimizar confort recursos energéticos. Las fachadas ventiladas son una gran opción para aislar térmica y acústicamente el interior, pero nosotros les damos una vuelta de tuerca mediante el análisis minucioso de todas las características del edificio y de las posibilidades de convertirla en una fachada verde que combine funcionalidad y estética.