Biofilia

17 Ago 2016
Biofilia

Se define la biofilia como esa capacidad innata que poseemos los seres humanos de conectar con el resto de formas vivas establecidas en nuestro entorno. Es por ello que se ha empezado a aplicar este término en la arquitectura moderna de hoy en día.

La arquitectura biofílica engloba la creación de espacios arquitectónicos y edificaciones intentando que causen el mínimo impacto visual posible en la naturaleza así como generar en el ambiente el menor daño para su construcción, evitando la transformación del entorno e integrándola en éste.

Para conseguir llevar a cabo esta integración “natural” se necesita crear edificaciones dotadas de estructuras armoniosas y que se combinen a la perfección con el paisaje, por lo que para ello se utilizan recursos como lo proporcionado por la naturaleza, introduciendo estructuras que tienen como base visual el agua o las plantas, generando así unas emociones internas en aquella persona que lo está observando, por aquello de que en nuestro interior, siempre hemos dispuesto de un lazo muy directo que nos une a la naturaleza.

Desde siempre se ha dicho que cuando el ser humano entra en contacto con la naturaleza, ésta tiene efectos beneficiosos sobre él y así queda demostrado según los estudios realizados en los que, por ejemplo, trabajadores que tenían en sus oficinas muros vegetales, rendían mucho más al cabo del día gracias a ese contacto visual y desestresante que otorga el verde en el espacio de trabajo transportándote a un ambiente de paz muy necesario en épocas de estrés y trabajo agotador.

La arquitectura biofílica actualmente está cobrando mucha fuerza dado que los congresos internacionales sobre ecología y arquitectura acogen y apoyan estas nuevas estructuras porque cada vez más se tiene en cuenta el calentamiento global y la repoblación de la vegetación a nivel mundial para evitar el avance del cambio climático y todo lo que ello conlleva.

Son muchos los motivos de peso para fomentar la arquitectura biofílica y cada vez más lo verde está en auge, no sólo por evitar el impacto visual del cemento puro y duro sino también para beneficiarnos nosotros a la hora de convivir en armonía con la naturaleza, aprovechando esos beneficios que nos da a cambio de nada. Aunque podríamos corregir el “a cambio de nada” por “a cambio de protegerla” que, creemos, no cuesta tanto.

Desde Verdtical estamos comprometidos con la causa y cada día aportamos nuestro saber hacer para fomentar estas nuevas apuestas eficientes, ecológicas y sustentables con el menor gasto de recursos posibles, y haciendo que los utilizados, sean lo más provechosos posibles. De este modo, si todos colaboramos, lograremos alcanzar un mundo mejor y sobre todo una mayor calidad de vida.

 

 

 

 

 

 

Opina sobre esta noticia