3 aspectos clave a revisar en los mantenimientos de jardines verticales

28 Jul 2016
3  aspectos clave a revisar en los mantenimientos de jardines verticales

Muchas son las preguntas que resolvemos en los cursos y una vez hemos realizado una instalación de un jardín vertical, el cliente quiere realizar el mantenimiento por su cuenta. De todas las consultas, hemos seleccionado las 3 más representativas y que creemos que pueden ser de gran ayuda.

Tarea 1: revisar el riego

La revisión del riego requiere poco tiempo pero éste tiene que ser de calidad. Con sólo un 1 ó 2 minutos podemos revisar que la presión sea la correcta (para cintas exudantes se recomienda regar entre los 0,5 y los 1 kg/cm2,  y para goteo entre los 0,8 y 2 kg/cm2 máx). Una vez hemos revisado que la presión sea la correcta, pasaremos a revisar que no haya excedentes de agua durante el riego (no somos más sostenibles y ecologistas por introducir el verde en nuestro entorno sino que lo somos por gestionar mejor el agua de riego). Por lo tanto recomendamos encarecidamente asegurar que no se desperdicia agua. Si vemos que el sustrato se encharca demasiado (eso dependerá de cada tipo de sustrato) habrá que reducir tiempos de riego o en caso de no poder reducirse más por miedo de no afectar a otras especies, convendrá variar la mezcla del sustrato para hacerlo más drenante.

Tarea 2: Limpieza de hojas

Limpieza, limpieza, limpieza. Sí, es importante una buena selección de sustratos, de especies según la ubicación, de la cantidad de agua… pero ser limpios (en general) aporta varias cosas: no se acumulan hojas secas que al final acaban por ser focos de infección de insectos y hongos, desmerecen una inversión importante (para el bolsillo y para el medio ambiente) y dificulta la aireación y por consiguiente la oxidación de la materia orgánica de forma correcta, atrayendo a hongos e insectos. Y por limpieza entendemos quitar tanto los restos de hojas secas, pinzar aquellas hojas/brotes que presenten mal estado, limpiar las canales de recogida de agua para asegurar un desaguado correcto.

Tarea 3: Revisar las horas de luz

Este aspecto es indisociable de los jardines de interior. Muchos de ellos se instalan en oficinas, restaurantes, salas de fiesta, estancias de viviendas que no son utilizados todos los días del año y que, en algunos casos como en los locales comerciales u oficinas pueden permanecer cerrados. Hay que recordar que las plantas (independientemente del sistema de cultivo que tengáis instalado) necesitan un mínimo de horas de luz. Se recomienda entre 10 y 12 horas como mínimo para garantizar que realizan correctamente todas sus funciones a través de la fotosíntesis. Y no sólo es importante las horas de luz sino la calidad de ésta. En una entrada en este blog ya hablamos de ello y es conveniente recordarlo. La cantidad mínima recomendada son los 400-500 lux, siendo los 1500 lux una cantidad correcta para la mayoría de especies. Es recomendable así mismo que esa luz esté en un rango de 6500 ºK de  temperatura color para que sea más eficiente.

Con estos consejos dados, que esperamos os sean útiles, nos despedimos hasta una nueva entrada.

Opina sobre esta noticia