El Muro de las mil maravillas: El impulso de los jardines verticales

02 Ago 2013
El Muro de las mil maravillas: El impulso de los jardines verticales

A pesar de que las preocupaciones medioambientales y las penurias alimenticias se intensifican en el mundo entero, convertir los espacios urbanos más ecológicos es cada vez más necesario. Recorriendo los jardines verticales más célebres del mundo, las ventajas son evidentes en esta tendencia arquitectónica, van más allá del simple placer visual.

Las ciudades crecen y los rascacielos se elevan por todos lados, y para mejorar el uso de nuestros espacios urbanos, los jardines verticales están en un auge floreciente. De Berlín a Pekín, pasando por Istanbul y Dubaï, muros verdes surgen en ciudades de cualquier rincón del mundo.

Las ventajas visuales de los jardines verticales son evidentes, pero van mucho más allá de lo estético. Además de mejorar nuestros horizontes, deleitar a los ciudadanos y ser acorde con la tendencia mundial, los muros vegetales presentan también beneficios medioambientales.

Retorno a la naturaleza

El muro vegetal es principalmente un elemento decorativo que posteriormente crea todo su impacto, cuando la gente finalmente entiende que la naturaleza tiene derecho a habitar en la ciudad. Esta tendencia arquitectónica es una manera de intercambiar con la naturaleza, incluso en los espacios urbanos.

El Pavilion, un centro dedicado a los medios, a las artes y a la cultura situado en Dubaï, lo corrobora con un impresionante jardín vertical de interior. Este muro demuestra una repercusión beneficiosa en el bienestar emocional y psicológico de sus visitantes, aportándole un gran valor al centro de un medioambiente creativo. Este inmenso muro vegetal de interior, en pleno centro de la ciudad del desierto, suscita un impacto visual que contribuye a realizar un espacio intelectual estimulante.

Como bien dice el creador del Pavilion, Abboud Malak, la popularidad del jardín ante grandes artistas también se debe al hecho de que está en constante evolución. « El jardín cambia de un mes para otro. Nunca está igual », dice Malak con respecto al jardín de 4 m de alto y 10 m de largo,

plantagon_interiores

 con más de 2 500 plantas. Su envergadura ejerce de un impacto emocional. « Cuando te pones delante, te da la impresión de estar en la cima de una montaña o en medio del bosque, afirma Malik. El aire es ligeramente más fresco y sientes el olor de las plantas. Basta con ponerse frente a este muro para sentirse invadido de una sensación de bienestar. »

 Ventajas físicas

Además de las ventajas estéticas y emocionales asociadas a estos muros vegetales, estas instalaciones respetuosas con el medioambiente pueden proporcionar un efecto directo a nuestra salud física, El biólogo Wolfgang Amelung, de la empresa canadiense Genetron Systems Inc, crea a lo que le llama « muros que respiran » que ayudan a purificar los entornos urbanos. Estos mini-bosques tropicales de interior recuperan la energía vegetal para atraer, atrapar y deshacerse de los contaminantes atmosféricos.

Los jardines verticales pueden ayudarnos a respirar con mayor facilidad de maneras muy diversas. Existen estudios que han demostrado que los jardines verticales aportan soluciones naturales de enfriamiento, capaces de reducir la temperatura de los edificios. Es muy poco frecuente que la temperatura de los muros vegetales sobrepasen los 5 °C de la temperatura ambiente. Además, su temperatura siempre es inferior a la del muro vacío. El hecho de utilizar vegetales para ayudar a purificar el aire en los edificios puede contribuir a reducir el uso de sistemas de ventilación y del gran consumo de energía que conlleva.

Apuntar cada vez más alto

La cultura vertical abarca otra aplicación posible que podría repercutir positivamente en nuestro mundo.

Sociedad américosueca Plantagon participó estrechamente en el desarrollo de la agricultura urbana y la cultura vertical durables.

Esta sociedad, de estructura vidriada de forma troncocónica, tiene por objeto hacer crecer la verdura en vertical en las zonas urbanas.

plantagon2-911x1024

 La idea de plantar en vertical en lugar de plantar en horizontal ofrece beneficios en cuanto a la huella de la superficie, pero la idea de incentivar la sostenibilidad de Plantagon va más allá. La intención de cultivar productos  alimenticios en la ciudad para asegurar una entrega directa a los consumidores reduciría los costes de transporte.El

concepto de Plantagon recoge las

ideas que defiende el movimiento a favor de los alimentos locales, que incitan a reducir los « kilómetros alimenticios

». Frente a la creciente urbanización, las soluciones urbanas de agricultura vertical se convierten en una necesidad, como afirma Plantagon. En 2050, el 70 % de la población vivirá en zonas urbanas. « Las ciudades tienen un espacio limitado y para asegurar la viabilidad económica, deben desarrollarse en vertical », dice Gustav Gorecki, de Plantagon.

Opina sobre esta noticia