El otoño en los jardines verticales

12 Sep 2013
El otoño en los jardines verticales

Pronto llega el otoño y nuestros jardines verticales de exterior  pasan a trabajar como cualquier otro jardín convencional (horizontal). Quizás en algunos de ellos, en función de la orientación (N, S, E, O), vientos dominantes, etc. se preparan antes. Con prepararse antes queremos decir que, ante la bajada de temperaturas y una vez estabilizadas, las raíces empiezan a trabajar más recopilando los nutrientes necesarios para pasar el invierno, se traslocan (es decir, se trasladan) muchos de los nutrientes ya procesados presentes en hojas y tejidos de tallos hacia el tronco principal y resto de raíces. Debido a esto, las hojas empiezan a marchitarse y también aparecen coloraciones rojizas y anaranjadas en hojas y tallos. Esto es debido al movimiento de la clorofila hacia otros tejidos y la aparición del grupo de pigmentos conocidos como carotenos.

En esta época puede ser interesante realizar los siguientes trabajos en nuestro jardín vertical:

1. Revisar el riego a la baja, es decir, empezar a separar un poco más en el tiempo los riegos

2. Considerar la opción de abonar con abonos líquidos (mediante pulverización o riego) ricos en fósforo (P) y potasio (K). Una solución económica puede ser la de usar un abono soluble para cactus o para plantas con flor diluyendo la mitad de la dosis recomendada por el fabricante ya que tanto los cactus como las plantas de flor necesitan mucho este tipo de nutrientes (fósforo y potasio).

3. Controlar las temperaturas y estar atentos a las primeras heladas (finales de otoño) y prever algún tipo de protección si fuera necesario (malla anti-heladas o geotextil).

4. Y último punto y quizás más importante: disfrutar de las coloraciones del otoño si tenéis la oportunidad de tener especies que otoñen…

Feliz otoño a tod@s!

Opina sobre esta noticia