Envolventes vegetales como necesidad

08 Mar 2017
Envolventes vegetales como necesidad

Sólo aquellos que viven en grandes urbes sabrán a conciencia que el título de este nuevo post tiene un contenido totalmente verídico y es que en las ciudades aglomeradas de gente, estrés, polución y cemento puro y duro se piensa en las envolventes vegetales como necesidad. A lo que con anterioridad se le catalogaba como decoración arquitectónica vegetal, ahora viene siendo más que un mera solución arquitectónica, “LA” solución arquitectónica del futuro.

La densidad de las edificaciones y el ahogo que se respira en sus calles diariamente es debido a una construcción masiva sin tener en cuenta el mañana. Gracias a diversos estudios y avances en la ingeniería y en la nueva arquitectura, las envolventes vegetales como necesidad empiezan a implantarse, sencillamente para paliar daños ya generados con el objetivo de crear ciudades verdes, ciudades vivas.

Si tuviéramos que definir con dos palabras el resultado de los métodos de construcción de un pasado no muy lejano sería: ciudades muertas. Ahora mismo ya no es suficiente con crear un parque entre edificios, ahora vamos más allá por necesidad, revistiendo también las superficies verticales como terapia de choque para mejorar la calidad de vida urbanita. Y es que pensándolo bien… si hay vida vegetal de manera horizontal, ¿por qué no puede haberla de manera vertical? Justo en eso es en lo que precisamente trabajamos y desarrollamos a diario con totales garantías, porque ( y demostrado está) que es un beneficio común a corto, medio y largo plazo.

Se mire por donde se mire, el verde importa, pero es que el azul importa aún más y exactamente esto es lo que genera la diferencia entre una soluciones decorativas y unas envolventes vegetales como necesidad. Las envolventes vegetales aplicadas como revestimiento verde tienen un claro tema a tratar y es el consumo del agua. De nada sirve aplicar sistemas que malgasten este bien tan preciado, por eso es que hay que tener muy en cuenta el buen uso del agua en este sentido, porque al fin y al cabo, sin azul no hay verde. Ni hay vida. Ni hay nada.

Verdtical garantiza unos sistemas aplicados con unos consumos de agua ínfimos para que se pueda ir generando de una manera coherente lo que denominamos como ciudades verdes sostenibles ( ya por el 2012 os hablábamos de ello en un post) e ir repoblando de verde de manera vertical el planeta.

Conciencia, es lo que nos falta. Pero mientras tanto…podéis seguirnos a través de nuestras redes sociales y descubrir que hay vida más allá de la horizontalidad.

Bienvenidos a la era Verdtical.

 

Opina sobre esta noticia