Galicia arde

17 Oct 2017
Galicia arde

Galicia arde, o como estamos viendo de manera masiva en redes y noticias: Galicia no arde, Galicia la queman. Una verdadera tragedia la que está viviendo una comunidad entera que lucha desesperadamente por apaciguar los cientos de focos de los cuales, siguen estando activos unos 21 y que han traspasado la frontera española para seguir comiendo hectáreas de bosques también portugueses y dejando víctimas a su paso.

Actualmente se sospecha con cierta contundencia que, por la sincronicidad con la que se han prendido los diferentes fuegos, sea algo provocado con una clara intencionalidad. Además hemos podido conocer que se ha encontrado un artefacto realizado con un globo de helio y bengalas que, muy probablemente, tenga mucho que ver con ser el desencadenante de una gran parte del daño. Por contra a la barbarie, se destaca a su vez, los cientos de vecinos que trabajan para intentar apagar el fuego sin descanso día y noche con el único escudo que unos cubos de agua para evitar que sus casas ardan y ayudar a los exhaustos equipos de bomberos, ya que el descontrol del fuego provocado ha sido tan grande que incluso ha llegado hasta los núcleos urbanos y entornos rurales.

Una y otra vez escribimos posts y artículos relacionados sobre la importancia que NO damos al medio ambiente los seres humanos y nos alarma ver cómo alguien puede ser tan destructivo como mezquino por seguir dañando su propio hogar, el hogar de todos, en vez de hacer lo contrario y preservarlo. Lo que supone este masivo incendio no está ni contemplado en daños ya que son tantas y tantas las hectáreas que han y están ardiendo que resulta aterrador poder hacerse una idea de las consecuencias medioambientales y de merma o extinción de especies en la zona que esto supone, además de las víctimas mortales que ha supuesto esta calamidad.

Es tan importante la preservación del medio ambiente que seguimos insistiendo en ello para de alguna manera, todo aquél que pueda leernos se conciencie sobre qué hacer para cuidar del planeta y cómo regenerar el entorno paliando daños. Como conclusión podemos decir que si ya de por sí nos estamos quedando sin suelo verde debido a la construcción masiva y encima, el poco que queda, lo maltratamos y destruimos la vegetación que nos proporciona NUESTRO oxígeno, estamos tirando piedras sobre nuestro propio tejado, aunque dejadnos matizar… creemos que sólo unos pocos obtusos de mente podrían hacer algo de estas características sólo por el placer de ver arder montañas enteras a costa de sus propios intereses.

Nuestro más sincero apoyo a todas esas personas que están sufriendo en sus carnes la exterminación de sus bosques y prados.

 

Verdtical está con Galicia.