La naturaleza es la guía

02 Sep 2013
La naturaleza es la guía

Es habitual que delante de una fachada vegetal nos quedemos prendados de asombro (sobre todo si está bien construida) por lo bello e impresionante que resulta.

El hecho de que la vegetación pueda ocupar espacios tan inverosímiles como grietas, partes de ramas muertas o en estado de pudrición,  agujeros en troncos, etc. nos asombra y nos hace reflexionar sobre las capacidades que tienen las plantas para adaptarse a cualquier situación. Como dice un amigo agricultor “¡es que les va la vida en ello!” Y luego añade: “¿no harías tú lo posible por vivir y adaptarte donde fuera y como fuera?” Pues eso. En la naturaleza la adaptación ha sido, es y seguirá siendo la tabla de salvación de millones de especies de seres vivos (plantas, hongos y animales).

De esta lectura podemos aprender varias cosas:

supervivientes en flickr1. Las plantas tienen más mecanismos de desarrollo de los que “a priori” pensamos. Esto no significa que pensemos en escatimar en recursos. Todo lo contrario. Nos ha de servir para detectar posibles problemas de crecimiento, desarrollo vegetal, floración, etc.

2. Las plantas, en condiciones normales (para su especie) de luz, humedad, nutrientes  y espacio han de poder desarrollarse de forma correcta (según su patrón de crecimiento). En caso que falte alguno de estos 4 elementos su crecimiento puede verse repercutido en forma de variación de su floración, tasas de crecimiento, desarrollo radicular, etc.

3. Las plantas no son objetos que tengan programada una forma determinada y fija de crecimiento. SE ADAPTAN  a cada situación. Esto es, utilizan más o menos energía para crecer, buscar luz, respirar, transpirar, almacenar nutrientes, etc. Estas acciones condicionan su forma y viabilidad futura.

En resumen, las plantas llevan más tiempo que el ser humano en el planeta y gracias a ellas podemos respirar y es posible la vida en la tierra. Si durante millones de años antes de la aparición del hombre nadie a conciencia las ha regado, podado, abonado  es que tienen un potencial de sobrevivir que a menudo no tenemos en cuenta pero que es básico para todos nosotros como especie y planeta.

Os dejamos unas imágenes interesantes del grupo “supervivientes”, un grupo de gente que se dedica a fotografiar plantas en entornos urbanos, es decir en condiciones poco favorable. Muy interesante! Una de las fotos de la entrada es suya. Gracias por adelantado.

 

Opina sobre esta noticia