Problema: La contaminación es un gigante invisible a batir. Solución: tenemos envolventes vegetales para reducir su daño.

24 Ago 2016
Problema: La contaminación es un gigante invisible a batir.  Solución: tenemos envolventes vegetales para reducir su daño.

El dia 22 de junio pasado leíamos en el blog sobre Smart Cities  https://www.esmartcity.es  un informe elaborado por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)  sobre las consecuencias económicas de la contaminación del aire a contaminación del aire causará. Este informe concluye que se prevén de seis a nueve millones de muertes prematuras al año para 2060 y supondrá un coste del 1% del Producto Interior Bruto global (entorno 2,6 trillones de dólares al año) como consecuencia de bajas por enfermedad, gastos médicos y reducción de la producción agrícola.

Dicho informe estima una reducción de de los recursos de alrededor del 330 millones de dólares por persona y un incremento de costes sanitarios relacionados con las enfermedades provocadas por la contaminación en unos 21 billones de dólares. Esto por desgracia no es nuevo ya que las muertes prematuras por contaminación del aire en 2010 ya se cuantificaron en más de 3 millones de personas (siendo los niños y mayores los más afectados).

Según datos contrastados por las gráficas, China,  Corea, India y Asia Central serán los países más afectados donde el incremento de la población y su concentración en ciudades implica un mayor número de personas expuestas a las emisiones producidas por el tráfico y las centrales eléctricas.

Ante esta situación de riesgo claro a (corto?) medio plazo es donde podemos aportar soluciones. Desde Verdtical apostamos por la utilización de envolventes vegetales de bajos consumos  (agua, energía) que permitan consumir el CO2 del edificio donde se ubiquen y del CO2  circundante, aparte de otros contaminantes  presentes en la atmósfera. Esto sólo será posible con un conocimiento de su gestión, en la innovación continua para desarrollar mejores sistemas de cultivo que reduzcan los costes de mantenimiento y sobre todo desarrollando nuevas leyes que obliguen a la recuperación o rehabilitación de la parte de la naturaleza que el edificio “ha quitado” al implantarse en una parcela.

Problema: La contaminación es un gigante invisible a batir. Solución: tenemos envolventes vegetales para reducir su daño

Fuente imagen: theguardian.com

Opina sobre esta noticia