¿Qué es la bioconstrucción y cómo puede cambiar el mundo?

14 Ago 2018
¿Qué es la bioconstrucción y cómo puede cambiar el mundo?

Las viviendas existen desde que existe el ser humano. Con el paso de los siglos, la evolución de la humanidad, la revolución industrial, la era tecnológica y otros avances han provocado que la arquitectura se haya ido desarrollando y perfeccionando.

Pero la realidad es que todavía hay mucho camino por hacer, pues hoy por hoy la construcción de edificios implica el uso de varios productos y elementos nocivos para la salud, como por ejemplo pinturas y barnices que emana partículas tóxicas como xileno, cetonas, tolueno o aislamientos altamente tóxicos no solo en su construcción sino también en su combustión.

¿En qué consiste la bioconstrucción?

Una edificación sana y salubre debe tener unas características muy concretas, parecidas a las de un ser vivo sano: transpirar, no acumular radiaciones ni naturales, ni artificiales, así como gases o emisiones tóxicas. Debe ser eficiente energéticamente, sostenible y ecológica, por lo que su repercusión sea alterar al mínimo el ecosistema en el que se construye. Y de eso se asegura el campo de la bioconstrucción.

La bioconstrucción es la tecnología de construcción que se basa en rehabilitar o construir a partir de criterios de sostenibilidad, y esto se consigue teniendo en cuenta determinados factores que se ven implicados en el hecho de que una vivienda sea sostenible y salubre.

Criterios de sostenibilidad en la bioconstrucción

  • Ubicación: En bioconstrucción es indispensable proyectar las construcciones habiendo antes investigado a fondo el entorno donde se sitúa la construcción. Es esta la que debe adaptarse al entorno y no al revés.

  • Materiales: Se fomenta el uso de materiales ecológicos, sostenibles y, en la medida de lo posible, de origen natural. La intención es conseguir el mínimo impacto sobre el medio ambiente. Además, se analiza el ciclo de vida de los materiales a usar.

  • Eficiencia energética, de residuos y de agua: la instalación de dispositivos generadores de energía renovables y otros sistemas y mecanismos que permitan economizar el uso de agua, la buena gestión de residuos y la máxima explotación de la luz natural.

Cabe destacar que, así como es cierto que cada vez somos más conscientes de lo que comemos, incluso nos dedicamos a investigar en profundidad la cosmética que usamos y algunos hasta la ropa que visten pensando en nuestra salud. Sin embargo, no solemos pararnos a pensar en cómo afectan a nuestro cuerpo las construcciones que habitamos.

La realidad es que está relacionado el estado de salud con nuestra vivienda, ya que solemos pasar un 80% de nuestro tiempo en nuestro hogar.

 

Ventajas de la bioconstrucción

La bioconstrucción tiene beneficios directos para nosotros, pues sustituye los materiales altamente contaminantes por otros respetuosos con nosotros, y también para el planeta.

Su manera de gestionar los recursos naturales con sensatez evita que se agoten tanto los renovables como los no renovables. Esto se traduce en que también tiene beneficios para el futuro, para las generaciones venideras.

Los expertos aseguran que la bioconstrucción, a pesar de haber existido siempre, debe ser el futuro de la arquitectura y terminar sustituyendo el sistema de construcción tradicional, que por abaratar costes es también más nocivo.

Últimos proyectos