3 tareas clave a realizar en otoño en el jardín vertical

25 Sep 2015
3 tareas clave a realizar en otoño en el jardín vertical

Pasó el verano  y después de volver a la rutina nos toca echar un vistazo con otros ojos al jardín. ¿Y por qué? Pues por varias razones:

  1. _el día se acorta
  2. _bajan las temperaturas (principalmente las nocturnas)
  3. _hay una nueva brotación (en la mayoria de plantas)
  4. _las raíces empiezan a acumular nutrientes para pasar el invierno
  5. _hay más lluvias (en general) y con las temperaturas entre los 15 y los 25ºC de media (en España) lo más normal es que tengamos ataques de hongos
  6. _los insectos siguen estando allí

Como veis, son razones suficientes como para que dediquemos un rato a revisar nuestro jardín para prepararlo para el invierno. Y para eso hoy os proponemos 3 tareas clave que consideramos que os van a ayudar:

Riego: Hace calor todavía durante el día. Aunque por la noche bajen las temperaturas no reduzcáis el tiempo de riego hasta que las temperaturas de día bajen lo suficiente como para que vosotr@s lo notéis. Por lo tanto, las próximas acciones en riego tendrán que estar encaminadas a reducir tiempos de riego (reduciendo algún riego diario o rebajando tiempo por cada riego).

Abonado: Empieza a ser el momento óptimo para abonar (foliar, en el riego o con granulado)  vuestras plantas. Siempre recomendamos abonos lo más equilibrados posibles. Es decir, que no haya más nitrógeno que los otros dos (fósforo y potasio). Ya sabéis de anteriores posts sobre mantenimiento de jardines verticales la importancia del abonado. Os remitimos a ellos para ampliar más esta información.

Pinzado: En este apartado hay que tener en cuenta qué tipo de planta tenéis. ¿Son trepadoras, arbustivas, herbáceas,…? en función del tipo de planta que tengáis a lo mejor es conveniente pinzar un poco algunas partes de las plantas más invasoras para favorecer la entrada de aire y luz a las partes más escondidas. Pero repetimos, ha de ser un pinzado (quitar como mucho 1/3 de la totalidad de la planta, en volumen y/o superficie) y no una poda (eliminar partes importantes de la planta con el fin de reestructurarla).

Ya tenéis deberes.

Y vosotros, ¿cómo lo hacéis?

Opina sobre esta noticia