Plantas trepadoras en jardines verticales

18 Dic 2013
Plantas trepadoras en jardines verticales

A menudo solemos comentar en los cursos que realizamos que no hay un listado específico de plantas para jardines verticales. Y es cierto. Lo único que hacemos es cultivar plantas en un substrato, que abonamos, regamos, podamos y cuidamos con los mismos criterios del mundo de la  jardinería pero con ciertos matices (el volumen de substrato disponible para todas las plantas, la forma de crecer, la densidad, etc.) han de ser analizados con cuidado previamente para lograr un jardín bello y eficiente.

Las plantas juegan (evidentemente) un papel importante. Su elección ha de estar cuidadosamente estudiada para evitar problemas futuros (densidades elevadas, aumento de enfermedades y plagas, poca floración, entrenudos demasiado largos, etc.). Hay un grupo de plantas que suelen ser muy utilizadas en jardinería vertical pero que creemos que hay que saber colocar y gestionar. Son las enredaderas: Hiedras, loniceras, ficus pumila, cissus, filodendrons, trachelospermum, etc. No hay duda que nos dan sensaciones y referencias a entornos silvestres, que por su impredecible crecimiento dan al jardín vertical un toque de imperfección que “naturaliza” la instalación, etc. Pero estas ventajas hay que saber gestionarlas. Es decir, hay que saber dónde plantarlas sabiendo que debido a su crecimiento pueden acabar colonizando espacios necesarios para otras plantas de su entorno, tapando la luz necesaria para plantas vecinas, saliendo del jardín vertical hacia partes de la pared que no nos interesa tapar,… Como veis, su uso ha de estar mesurado, y no sólo para la protección de las especies vecinas sino para ellas mismas.

Es importante que cada vez que iniciéis la instalación de un jardín vertical, redactéis un proyecto o memoria con las especies y ubicación en el jardín para reflexionar sobre su evolución a varios meses y por qué no años.

– ALGUNOS CONSEJOS SOBRE LA GESTIÓN DE PLANTAS ENREDADERAS  –

– Utilizad las plantas enredaderas en grandes grupos y a poder ser en manchas verticales

– las plantas de porte pequeño (caso del ficus pumila) pueden ser utilizadas como tapizantes ya que emiten muchas raíces des de sus tallos y se aferran al substrato/ manta de cultivo y evitan caer encima de otras plantas

– las plantas de crecimiento muy rápido (caso de las loniceras, por ejemplo) conviene ponerlas en las partes bajas del jardín para evitar que hagan sombra a las plantas de más abajo.

– una poda de mantenimiento hará que, en buenas condiciones, aparezcan muchos más brotes laterales aumentando así la densidad y también el volumen de la planta. Habrá que combinar podas de contención con podas de  disminución de volumen.

Con este post no estamos desaconsejando su uso. Solamente, damos las indicaciones que, a nuestro entender y experiencia, creemos que son los criterios más válidos para el uso de plantas trepadoras en jardines verticales.

Equipo Verdtical

Opina sobre esta noticia