Sant Cugat 52

Jardín vertical sobre el escenario del Restaurante 52

Los jardines verticales tiene muchos beneficios extrapolables a cada situación, en este caso al ser un espacio interior, además de regular la temperatura y la calidad del aire, mejora considerablemente la contaminación acústica, y propicia estancias mucho más agradables para los comensales.

Sant Cugat del Vallès

Restaurantes

0,5 a 1,5 l/m2
35 m2

El proyecto en detalle

La instalación de jardines verticales en los restaurantes se está convirtiendo en una práctica habitual.

Los beneficios de los jardines verticales no se limitan únicamente a su función estética, sino que además, proporcionan una agradable sensación de paz y tranquilidad.

En el restaurante Sant Cugat 52, se plantearon diferentes superficies de jardín vertical con la idea de potenciar el contacto con la naturaleza dando un importante efecto psicológico, que afecta a las emociones y provocando sentimientos de felicidad y bienestar.

En el caso de los jardines verticales de interior, estos purificarán el aire viciado y contaminado por los gases nocivos del ambiente y por los componentes químicos presentes en el mobiliario y las instalaciones, algo que, además de ser muy agradable, es también muy saludable.

Son además, una excelente de regular la temperatura y la humedad del aire. Esto constituye una excelente manera de enfriar el ambiente en las épocas de calor, pudiendo reducir la temperatura hasta en unos 5º. Es una forma, por tanto, ecológica y económica de acondicionar el ambiente.

Otra de las ventajas de los jardines verticales interiores es que permiten una reducción considerable de la contaminación acústica, debido a la enorme capacidad aislante que poseen los muros vegetales.

Planos del proyecto

Otros documentos